Esta es una reflexión acerca de porqué los ganadores de la lotería no son más felices.

Recuerdo que mi familia y yo íbamos a jugar boliche los domingos y luego todos a almorzar.  En una de éstas reuniones, me fijé que habían abierto una nueva tienda a la par del restaurante. ¡Era una tienda de arte y materiales escolares! ¡Mi debilidad! Me fui rápido a ver todo lo que tenían, tocando y oliendo todas las cosas.

En aquella época estaban de moda los marcadores grandes y gordos, pero desde hace poco había visto que mis amigas comenzaban a llevar unos que tenían olor y sellito incluido. ¡wow! Me parecía la cosa más novedosa e increíble del mundo. Sólo las chicas modernas los estaban usando. Yo estaba tan envidiosa al ver a mis compañeras.

Mientras miraba y tocaba en la tienda, noté una caja de marcadores distinta. La tomé, y vi que realmente eran… ¡los marcadores con olor y sellito, en persona!

Le rogué a mi mamá que me los comprara, no recuerdo qué tanto tuve que pedir, pero sé que eran más caros.

Mi mamá accedió y yo no lo podía creer. Recuerdo que se volvió una historia en la familia, porque yo hasta besaba la caja, de la emoción.

Mi mamá me pidió que los cuidara, y que no los perdiera. ¡Claro que no! ¿Cómo iba a hacerlo?

Durante semanas, los llevé, los cuidé y usé en cualquier ocasión posible.

Al cabo de los meses, los marcadores pasaron de la caja original, a mi estuche. Del estuche al fondo de mi mochila. Gradualmente, pasaron de ser “los marcadores más increíbles de la historia” a solo “los marcadores” a “los marcadores que ya no me sirven”.

Pero yo aún recuerdo la emoción total que sentí cuando tenía esa caja en mis manos. Recuerdo los besos que le daba. Pensaba que la alegría iba a ser para siempre.

Y es así como nos sentimos ¿verdad? Cuando soñamos despiertos con aquello que queremos.

Caemos en el famoso “Si tan sólo”

Si tan solo bajara de peso..

 

 

 

 

 

O consiguiera el carro…

 

 

 

 

 

O la familia que quiero

Sentimos que ESO va a ser lo definitivo, lo que nos de la felicidad a otro nivel.

Este es el espejismo más grande de nuestra vida

Anticipamos que cuando algo deseado pase, nos va a hacer más felices de lo que creemos.

(Yo sentía que iba a ser más feliz de lo que realmente fui, al tener la caja de marcadores)

Anticipamos que cuando algo indeseado pase, nos va a hacer menos felices de lo que creemos.

(Pensamos que un accidente,  contratiempo o pérdida nos hará sufrir más de lo esperado y por eso nos aterra tanto)

Los ganadores de la lotería no son más felices

Hay estudios que indican que los ganadores de la lotería no son más felices. Los investigadores Philip Brickman y Dan Coates, analizaron la vida de 22 ganadores de premios mayores con resultados sorprendentes.

 

Brickman y Coates dicen en sus conclusiones:

“Eventualmente, la alegría de ganar la lotería se desvanece. Si todas las cosas son juzgadas según la linea base de la experiencia, gradualmente hasta los eventos más positivos dejarán de tener un impacto debido que han sido absorbidos en la misma base contra los que los eventos futuros serán juzgados. Por lo tanto, los ganadores de la lotería se acostumbran a los nuevos placeres que les permite la nueva riqueza, estos placeres serán experimentados de forma menos intensa y no contribuirán mucho al nivel general de riqueza” 

Esto quiere decir que todos tenemos una “base de felicidad” y las cosas buenas o malas que nos pasan, en efecto nos mueven hacia arriba o abajo, pero eventualmente regresamos a la misma linea base.

 

¿Qué hacemos con esta información?

Bueno, primero es un alivio el saber que los nos preocupa tanto, tal vez no sea tan doloroso, porque es muy probable que regresaremos a sentirnos igual que antes. (Aunque hay algunos eventos mayores que nos puede bajar el nivel durante un buen tiempo: desempleo permanente, viudez, muerte cercana, etc)

Segundo, uno puede sentirse desilusionado al pensar que pase lo que pase, nunca vamos a subir esa felicidad de forma constante ¿será eso cierto?

*(por cierto, la base de felicidad es personal, hay quienes las tienen más arriba y otros más abajo debido a factores como personalidad)

Pero…

¡Si se puede subir!

Algunos investigadores han encontrado que sí es posible subir esa línea base de la felicidad, “permanentemente” (siempre y cuando seamos constantes en esto). Estas son algunas de las mayores cosas que podemos hacer, ¡y que están bajo nuestro control!:

  1. Metas altruistas. 

“Según un estudio que analizó los datos de las encuestas del Panel Alemán Socio-Económico, una colección de estadísticas que representan los estudios más largos sobre las observaciones de la felicidad en el mundo, encontró que el rasgo más asociado con la satisfacción de la vida a largo plazo, es de hecho, un compromiso persistente en metas altruistas. Esto quiere decir, cuando nos enfocamos más en la acción compasiva de ayudar a otros, más felices somos a largo plazo.” 

Ayudar a otros, nos hace sentirnos mejor con nosotros mismos. No de la misma manera que éxito profesional, por ejemplo. Nos hace sentir mejor porque nos llena de propósito. 

2. Mascotas: hay muchos estudios que indican que tener una relación positiva con una mascota, mejora la salud mental y física. Nos hace sacarlos a pasear, obtenemos amor incondicional, un mejor sistema inmunológico y acariciarlos libera hormonas y químicos que producen placer.

3. Menos tiempo en el tráfico: recientes estudios de la Universidad de Waterloo, en Canadá,  indican que mayor tiempo en el tráfico puede afectar la salud mental y física. Si no podemos cambiar esto, al menos sí podemos cambiar nuestra actitud ante el tráfico. ¡Yo recomiendo escuchar audiolibros!

4. Mejores relaciones. El estudio más largo de Harvard (Grant and Gluek Studies), reveló que las personas con mayor satisfacción en la vida eran las que tenían mejores relaciones con sus seres queridos.

5. Meditación, Mindfulness, Percepción Unitaria, o Yoga: todas estas son disciplinas o formas de vida que nos ayudan a estar en el presente, distanciarnos de nuestro pensamiento constante, regresarnos a nuestro “ser real”.

6. Comida sana y ejercicio: es bien sabido que hacer ejercicio y comer sano regularmente incrementan nuestro estado de animo y salud.

7. Actitud compasiva con los demás: ésta disminuye nuestras preocupaciones y nos hace centrarnos en los demás, nos da placer, conexión y sentido de vida. Además la compasión hacia uno mismo nos lleva a una vida más satisfactoria porque reduce nuestro crítico interno. En vez de incrementar la autoestima, yo recomiendo aumentar la compasión hacia uno mismo. 

8. Gastar en experiencias, no en cosas:  algunos estudios encuentran que las personas que invierten más en experiencias son más felices que las que invierten en cosas. Las experiencias hacen más felices a las personas porque “están mas sujetas a las interpretaciones, conforman una parte esencial de nuestra identidad y contribuyen a mejores relaciones sociales” según el estudio de Boven y Gilovich. 

9. Relación con un ser superior, consciencia o causa mayor: hay estudios que indican que asistir regularmente a un servicio u orar incrementan la base de la felicidad por tres motivos: optimismo, sensación de propósito y sentido de vida.

10. Mantener un diario de agradecimientosvarios estudios del famoso psicólogo Seligman y Robert Emmons de la Universidad de California, (entre otros) han encontrado que mantener una actitud de agradecimiento constante mejora el estado de ánimo e incrementa el optimismo hacia la vida.

Ojo:

Algunas cosas que nos provocan sufrimiento:

La resistencia ante las emociones incómodas, las expectativas rígidas, las reacciones impulsivas, los pensamientos obsesivos que no estamos dispuestos a soltar, el aferrarnos a nuestro pasado doloroso, las adicciones: al alcohol, drogas, sexo, trabajo, a una relación no sana,  etc.

La preocupación también es una ilusión que provoca sufrimiento: nos hace pensar que mientras más nos preocupemos, más en control estamos. Mientras que en realidad, lo que necesitamos es planear y dejar ir.

Reflexión: 

¿Cuál de las 10 formas de incrementar la felicidad vas a incluir en tu vida diaria?

Recuerda…

Para tener una mejor relación con nosotros mismos y los demás, trabajemos activamente en incrementar nuestra felicidad, con aquellas actividades en las que sí tenemos control

¿Te gustó mi post?

¡Compártelo!

¿Quieres obtener mi apoyo personalizado? Ingresa a esta página para obtener acceso a mi agenda y PROGRAMA tu cita online.  Trabajo con personas de todo el mundo vía Skype y con individuos y parejas de forma presencial en Guatemala.
“Si tan solo…” (porqué los ganadores de la lotería no son más felices)
¿Te gustó? Comparte el contenido en:Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

2 pensamientos en ““Si tan solo…” (porqué los ganadores de la lotería no son más felices)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *