A veces toma bastante tiempo bajar los pensamientos persistentes y obsesivos. Un día que estaba sufriendo de un persistente pensamiento obsesivo decidí medir cuánto tiempo tardaba en irse totalmente de mi mente.

Ya no recuerdo exactamente de qué era el pensamiento obsesivo, (escribí el borrador de este post hace como un mes) pero eso habla mucho sobre la naturaleza irracional y exagerada de los pensamientos obsesivos. Éstos se disfrazan y pretenden ser lo más importante de nuestro día, nos hacen paralizarnos y ahogarnos en diálogos mentales repetitivos, pero luego nos damos cuenta que no, no era para tanto.

Mientras corría el cronómetro hice lo siguiente:

  • Lo pensé, lo escribí, lo volví a pensar.
  • Seguí trabajando.
  • Anoté lo que me molestaba de nuevo, entendí por qué me molestaba tanto.
  • Seguí trabajando.
  • Me hice una taza de té.
  • Me pregunté ¿Realmente hice todo lo que pude? ¿Puedo hacer algo mañana para remediarlo? y me contesté a mi misma.
  • Decidí tomarme tiempo un  tiempo de descanso.
  • Seguí trabajando.
  • ¡Se fue por completo!: pasaron 103 minutos intermitentes en los que el pensamiento iba y venía, con pausas cortas y largas.

Cosas que he aprendido sobre los pensamientos obsesivos:

  • A veces funciona preguntarnos: ¿Puedo hacer algo para remediar lo que siento? por ejemplo si sentimos culpa o arrepentimiento, ¿Podemos cambiar o restituir nuestra acción?. Si es preocupación o miedo podemos preguntarnos ¿Puedo hacer algo para hacerme sentir mas seguro/a? Si hay alguna acción que tomar, hagámoslo ya.
  • Si son inútiles, es decir, si no podemos hacer realmente nada para remediarlos, o ya hicimos todo lo que pudimos, ya no merecen más energía mental.
  • No podemos controlar los pensamientos obsesivos, cuando tratamos de hacerlo, vienen con más fuerza.
  • La mejor arma que tenemos en contra de ellos es escucharlos, entenderlos y etiquetarlos: “este es un pensamiento obsesivo”, por lo tanto va a acompañarme durante un tiempo, de forma persistente, y se va a sentir incómodo, pero se va a ir.
  • Ayuda mucho seguir en el presente, involucrados en la actividad actual, con todos nuestros sentidos.
  • Necesitamos aceptar que esto está pasando y tener compasión por nosotros mismos. No criticarnos por tener el pensamiento, si lo hacemos, seguirá con más fuerza.
  • Los pensamientos obsesivos suelen quedarse por bastante tiempo, me sorprendió que estuviera rondando más de una hora, desapareciendo y apareciendo de nuevo para mi desagrado.
  • Sabemos que el pensamiento obsesivo ya se ha ido cuando ya no nos sentimos incómodos, con preocupación o culpa, aunque todavía recordemos el contenido del pensamiento.
  • Así como dicen “no te creas todo lo que ves en las noticias” los psicólogos decimos “no te creas todo lo que pienses”
¿Quieres obtener mi apoyo personalizado? Ingresa a esta página para obtener acceso a mi agenda y PROGRAMA tu cita online.  Trabajo con personas de todo el mundo vía Skype y con individuos y parejas de forma presencial en Guatemala.
Cómo deshacerse de los pensamientos obsesivos
¿Te gustó? Comparte el contenido en:Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

2 pensamientos en “Cómo deshacerse de los pensamientos obsesivos

  • Enero 19, 2017 a las 11:05 am
    Enlace permanente

    Me ha servido mucho el contenido de todos tus artículos y vídeos.
    Hay varias cosas que no entendía de mi comportamiento y el de mi pareja, justo traía una bola de pensamientos negativos y luego de ver todo esto me he calmado.

    Me queda claro que tus recomendaciones son alejarse de las relaciones ansioso y evasivo, pero es verdad que hay mucha atracción.
    Solo me quedan dos dudas ¿Yo como el ansioso, puedo cambiar o pulir mi estilo de afecto? y ¿Recomiendas compartir esta información con mi pareja siendo ella evasiva?
    Curiosamente mi pareja es psicóloga, mínimo por interés profesional habría de servirle

    Gracias por tu trabajo 🙂

    Responder
    • Febrero 5, 2017 a las 6:29 pm
      Enlace permanente

      Esteban, yo ya había redactado la respuesta, ahora veo que nunca se envió. Lo siento.
      Una persona ansiosa si puede modificar bastante su comportamiento, sin embargo tal vez nunca va a llegar a hacerlo al 100%, pero eso está bien porque todos tendemos hacia algo y eso es humano. El ejemplo más claro que te puedo dar es el miedo a hablar en público. Muchos tenemos miedo de hablar en público pero si practicamos lo suficiente lo vamos a poder hacer de manera satisfactoria, sin embargo eso no hace que aún sentamos una punzada de nervios antes de dirigirnos ante el público. Es igual con la forma de amar ansiosa, tal vez sintamos un poco de miedo, celos, preocupación al relacionarnos con nuestra pareja pero sabremos de dónde viene y cómo manejarlo. Existen varias formas de hacerlo, una de ellas es no reaccionar si no pensar cómo vamos a actuar ante lo que sentimos y tener la intención de hacer algo distinto. Por ejemplo, si mi pareja no me ha respondido en cinco horas, no hacerle caso a mi mente, no creer lo peor (se olvidó de mi), tener compasión conmigo mismo porque estoy aprendiendo, y buscar la mejor manera de comunicarlo, por ejemplo “mi amor, como estas” en vez de “ya te olvidaste de mí”. Esta es una de las maneras, estoy trabajando en poder brindar toda una lista completa de soluciones para la forma de amar ansiosa. Aunque de nuevo, no vamos a ser distintos, solo flexibilizar lo que ya tenemos. Si, se lo puedes recomendar a tu pareja como información relevante de la psicología. Tal vez te puede ayudar reconocerte a tí mismo con tendencia ansiosa y preguntarle si ella se reconoce con alguna. Por supuesto, tu sabrás cómo podría tomarlo ella y en qué momento compartirlo. Si eso hace que puedan comunicarse de manera más clara sobre algunas aspectos de su relación, valdrá la pena. 🙂

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *