Cómo controlar los celos cuando están dañando nuestra relación

Los celos son una emoción compleja compuesta por miedo, ansiedad, enfado y/o  humillación.

Nos señalizan una amenaza: la de perder a nuestro ser querido.

Pueden ser totalmente naturales e inofensivos si son específicos y moderados, pero también pueden destruir una relación cuando se convierten en tormentas de reclamos, control y vigilancia.

¿Por qué estoy tan celoso/a?
Hay diferentes causas y puedes tener más de una. Por ejemplo: 
  • Inseguridad que viene del pasado y que tiene que ver con la valoración propia.
  • Vivencias de traición o infidelidad.
  • Estilo Apego ansioso.
  • Creencias muy arraigadas sobre los celos:
    • Los celos son sinónimos de amor.
    • Los celos son necesarios para mantener la fidelidad.
  • Tendencia a la preocupación y los pensamientos obsesivos.
  • Reacción a los celos de tu pareja.
¿Todos los celos son destructivos?
Celos después de una infidelidad

Cuando los celos son el resultado directo de una infidelidad reciente son entendibles, naturales y se dan cabida como parte la recuperación.

Por ejemplo, en mi consultorio trabajo con diferentes parejas que están recuperándose de infidelidades. Siempre recalco que al principio y como parte de la recuperación de la confianza, la persona que cometió la traición ha de ser  muy paciente con las reacciones emocionales de su ser querido.

La persona que ha sido traicionada, necesita pruebas constantes de la fidelidad de su pareja y sentirá celos como parte del proceso. La idea es que vayan disminuyendo conforme se recupera la confianza.

Celos que no provienen de una infidelidad

En muchas ocasiones las personas experimentan celos sin que haya una causa particular.

Puede ser que hayan tenido sospechas o simplemente sean muy sensibles a cualquier señal de peligro: los amigos  cercanos se convierten en amenazas. Las llegadas tardes pueden significar algo más que tráfico. Las reuniones de trabajo también son incómodas. Los likes en redes sociales ya no son bienvenidos. Las miradas, las sonrisas, los mensajes, todo puede tener un sentido oculto.

La verdad es que los celos generan muchísimo sufrimiento y ansiedad.

Y la manera en cómo se intenta bajar esta ansiedad es: preguntando, llamando, vigilando, espiando, controlando, prohibiendo. Y aunque tal vez en ese momento ayude a sentirse mas tranquilo/a, eso conlleva un peso a la relación.

Por eso, hemos de intentar regular los celos de otra manera.

De modo que he preparado un video para poder controlar los celos que no son provocados directamente por una infidelidad. Espero que te sea útil.

Haz clic aquí para ver el video: cómo controlar los celos y sentir paz

 

¿Quieres obtener mi apoyo personalizado? Ingresa a esta página para obtener acceso a mi agenda y PROGRAMA tu cita online.  Trabajo con personas de todo el mundo vía Skype y con individuos y parejas de forma presencial en Guatemala.

Como controlar los celos
¿Te gustó? Comparte el contenido en:Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *