¿Cada cuánto tienes un pensamiento basado en el miedo?

Yo me doy cuenta cuando estoy teniendo un pensamiento basado en el miedo cuando me noto tensa y ansiosa: mis hombros están levantados, mi respiración se vuelve superficial y mi corazón va mas acelerado.

Afortunadamente ahora me doy cuenta del cambio en mi cuerpo e inmediatamente escucho mi diálogo interno con curiosidad

¿Qué esta pasando por tu mente?:

“No vas a terminar todo lo que tienes que hacer hoy”

“Esa cosita que tienes ahi en la piel puede ser cáncer”

“No vas a lograr tus metas”

Y aunque es muy tentador creerlo por completo, me recuerdo a mi misma que simplemente estoy teniendo pensamientos basados en el miedo.

¡Que duro es vivir con este tipo de pensamientos!

Existen de todas clases:

“Me va a dar una enfermedad letal”

“Me van a echar del trabajo”

“Me voy a quedar sin un centavo”

“Me van a rechazar”

“Me van a traicionar”

“Me voy a quedar solo”

 

¿Cuáles de estos reconoces en tu vida diaria? 

 

(Espacio en blanco a propósito para reflexionar…) 

 

La “mala” noticia

Lastimosamente, una buena parte de nuestro cerebro (sistema límbico y reptiliano) está hecha para sobrevivir, no para pensar positivamente. Gracias al pesimismo y la preocupación, el ser humano ha logrado adelantarse a los escenarios mas terribles, prepararse para ellos y salir adelante.

Sin este miedo,  los leones, tigres,  cocodrilos, el clima y los desastres naturales nos hubieran hecho desaparecer.

Así que démosle un buen apretón de manos al miedo, gracias por existir (aunque nos haces la vida moderna un poquito más complicada)

La buena noticia

Otra parte de nuestro cerebro, (la corteza prefrontal) nos da el chance de imaginarnos posibilidades fabulosas, solucionar problemas,  generar pensamientos positivos y de esperanza.

Así que… no estamos condenados en lo absoluto.

¿Qué hacemos con los pensamientos basados en el miedo?
1 ) Observemos el miedo el cuerpo mientras respiramos:

Simplemente sentémonos unos minutos y sintamos dónde se manifiesta el miedo en nuestro cuerpo: ¿se tensan los hombros? ¿es un hoyo en el estómago? ¿es un dolor en el pecho?

Siénte las sensaciones y respira con la nariz, sácalo por la boca lentamente. 

Esto te dará un poco de calma. Enfócate en las áreas de tu cuerpo que están “afectadas”, donde se siente la presión, el dolor o la tensión.

Sólo este ejercicio hará que te sientas más relajado.

2 ) Pensemos… ¿Realmente creo que esto me va a pasar? distingamos tres escenarios:

El peor escenario: realmente me echan del trabajo, realmente mi novio/a termina conmigo. ¿Lo puedo superar? la respuesta es sí. Sea como sea: con apoyo, con tiempo, con trabajo interior.

El mejor escenario: tal vez mi jefe quiere verme en una reunión porque me va a dar un aumento. Tal vez mi novio/a no termina conmigo sino que realmente quería una relación más comprometida.

El escenario más probable: la mayor parte de las veces lo que está a punto de pasar es un intermedio: no es el mejor escenario pero tampoco es el peor. Sí, tal vez resultó en una pelea con mi pareja, pero todo se fue resolviendo. Sí, me llamaron la atención en un asunto pero luego me dieron un reconocimiento por otro proyecto. No, no era cáncer ese lunar, pero sí me recomendaron quitármelo.

3 ) Practica la meditación

La meditación diaria ayuda a que seamos más conscientes de la “charla mental”, lo cual es un paso gigante para poder des-identificarnos con ésta.

Por ejemplo:

Escenario: Mi pareja no me ha contestado ningún mensaje.

Pensamiento de miedo: “Está molesto conmigo o no quiere hablarme”.

Cómo es procesado ese pensamiento: Seguramente es así. el cuerpo se tensa, la ansiedad sube. Busca y llama de nuevo a la pareja hasta que le conteste.

__________________________

Escenario después de practicar la meditación constantemente: Mi pareja no me ha contestado ningún mensaje.

Pensamiento de miedo:  “Está molesto conmigo o no quiere hablarme”.

Cómo es procesado ese pensamiento: hey, un momento. El que no me haya hablado no quiere decir que esté molesto o que no quiera hablarme. Este es un pensamiento de miedo. Respiro y calmo mi cuerpo. Es mi mente la que está dando vueltas. Sigo con mi trabajo y me logro concentrar de nuevo.

__________________________

4 ) Haz una lista de todos los escenarios catastróficos que vas pensando y escribe a la par si ha sucedido. 

Este puede ser tu diario de pruebas para ayudar a convencerte con hechos reales, que a veces tu mente se va al lado más catastrófico posible y termina no siendo real.

Espero que estos tips te hayan ayudado a regular esos pensamientos basados en el miedo, si te gustó el post o crees que alguien le puede ser de utilidad, compártelo. 🙂

¿Quieres obtener mi apoyo personalizado? Ingresa a esta página para obtener acceso a mi agenda y PROGRAMA tu cita online.  Trabajo con personas de todo el mundo vía Skype y con individuos y parejas de forma presencial en Guatemala.

Pensamientos basados en el miedo
¿Te gustó? Comparte el contenido en:Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *