LOS CINCO PASOS DEL DUELO TRAS UNA RUPTURA

¿Acabas de terminar con tu pareja y no sabes qué esperar?

¿Cómo hacer que se acabe el dolor? ¿Qué tienes que hacer?

Lo único que puedes hacer es transitar los pasos del duelo en pequeña y gran escala, una y otra vez hasta que llegues a sentirte en paz, con esperanza y confianza en ti mismo.

 Voy a estar usando el trabajo de Susan Anderson en su libro y libro de trabajo “Del Abandono a la Sanación”, me parece que es uno de los mejores recursos para pasar un duelo.

En este post voy a describir las cinco etapas del duelo después de una ruptura. Haré una reflexión al final del post.

1 Destrozado:

“Sientes como una puñalada en el corazón. Es la desconexión repentina que te envuelve en un pánico, devastación, conmoción y desconcierto. Te sientes simbióticamente apegado a tu amor perdido – como si no pudieras sobrevivir sólo.  Estás en crisis, sientes como si te hubieran separado de tu siamés gemelo, que estas en la sala de recuperación con tremendo dolor y sólo. Intentas mantener los restos de tu yo fracturado juntos, pero todo tu sentido de la realidad se siente destruido. En un minuto sucumbes a la desesperación, los pensamientos suicidas y tristeza abrumadora y seguidamente ves destellos de esperanza.”

2 Abstinencia:

“La abstinencia amorosa es como la abstinencia de la heroína: ambas implican un intenso anhelo por el objeto de deseo y este deseo está mediado por opioides en tu cuerpo.  Sientes un profundo dolor, un anhelo de que necesitas una solución pero no la puedes obtener.  Te sientes atrapado. Tu mente espera incesantemente la llamada de tu amor perdido. Estás plagado por la ansiedad de separación: un sentimiento expectante y urgente de vulnerabilidad aumentada. Los componentes físicos de la abstinencia del amor son los mismos que la abstinencia de heroína. Estás  sin los opiáceos endógenos (las hormonas de bienestar)  y también estás impregnado de hormonas de estrés de lucha o huida. Tus síntomas de abstinencia incluyen debilidad, pérdida de peso, insomnio.”

3. Internalización:

“Comienzas a enfurecerte por haber sido rechazado, te enojas contigo mismo, lo que hace que te sientas deprimido.  Idealizas a tu amor perdido a expensas de ti mismo, acusándote a ti mismo por perder a la persona más importante en tu vida. Interiorizas el rechazo e interpretas el abandono como evidencia de tu presunto poco valor. La internalización es la etapa más crítica. Es la etapa cuando la herida se puede infectar, cicatrizando tu auto-imagen. Las dudas tienen el poder de crear una lluvia invisible que se va filtrando hacia tu auto estima desde dentro. Tienes serias dudas sobre tu capacidad de retener el amor de alguien y te culpas por la pérdida. Viejos sentimientos de inseguridad se funden con la nueva herida, creando una inseguridad persistente. Sin recuperación, este sentimiento puede interferir en las relaciones futuras.”

4. Rabia:

“Intentas revertir el rechazo, expresando la rabia por haber sido abandonado. Estás deseoso por retomar tu vida y tienes baja tolerancia a la frustración. Tu ira se sale de control. Te molesta que te hayan empujado hacia la soledad contra tu voluntad. Regresas a la fantasía de venganza y las represalias. Tu energía agresiva es como una olla de presión. Hierves fácilmente, a veces arrojando ira a los expectadores inocentes (como tus amigos que no entienden por lo que estás pasando).”

5. Levantamiento:

“La vida comienza a distraerte, elevándote de nuevo hacia ella. Experimentas intervalos de paz y confianza. Las lecciones de abandono se aprenden y te preparas para amar de nuevo. Sin una recuperación, algunos cometen el error de elevarse por encima de sus sentimientos, perdiendo contacto con su centro emocional y volviéndose más aislados que antes.”

¿Cuánto dura cada etapa?

Según Susan Anderson, pasas las etapas a nivel micro y macro. En sus palabras:

“Normalmente te mueves durante estas etapas en el espacio de una hora, día, año y emerges de este túnel como una persona cambiada. Mientras aprendes a manejar cada uno de los sentimientos abrumadores, la transformación te eleva un mejor amor y vida”

A veces podemos sentir dos etapas al mismo tiempo y tampoco son lineales, podemos movernos en diferentes direcciones.

Susan también dice: “cada vez que pasas a través de las etapas, sales con una mejor consciencia, fuerza y capacidad de amor que antes”.

Reflexión:

¿Cómo te sentiste al leer estas etapas?

¿En qué etapa/s estás ahora?

¿Cómo has experimentado la etapa en la que estás?

¿Reconoces estas etapas de duelos anteriores?

Mi intención es seguir con este mismo contenido usando el libro de trabajo de Susan Anderson.

Etapas de un duelo al terminar una relación de Susan Anderson
¿Te gustó? Comparte el contenido en:Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *