¡Este extracto que te voy a compartir, es una de las mejores explicaciones sobre cómo llega acabarse el amor en la pareja!

Por supuesto, no es el único escenario, pero es mucho más común de lo que pensamos.

El autor es el sociólogo Francisco Alberoni:

“Cuando nos enamoramos, la otra persona siempre parece interesante y con una vida super-abundante. El ser amado siempre es una fuerza vital – fuerte, imprevisible, polimorfo.  Ella es como un animal salvaje, extraordinariamente bella y extraordinariamente viva, un animal cuya naturaleza no es ser dócil sino rebelde, no débil sino fuerte.
La que ama atrae y da placer precisamente porque posee esa fuerza, la cual es libre y libertadora, pero también imprevisible y aterradora.
Es por esto que la persona asustada impone a la otra muchas restricciones, muchos pequeños sacrificios, todos con la intención de hacerla gentil, segura e inofensiva. Y la otra persona gradualmente lo acepta. Ella tiene amigas, pero decide no salir con ellas; solía viajar pero ahora se queda en casa; solía amar su profesión pero ahora la descuida para estar con su amado.
Para evitar molestarlo, erradica imperceptiblemente todo lo que pueda tener ese efecto. Hace muchas pequeñas renuncias, ninguna de las cuales es seria. Ella lo hace con gusto porque quiere que su pareja sea feliz y trata de convertirse en lo que él quiere que ella sea. Gradualmente, ella se vuelve doméstica, disponible, siempre lista, siempre agradecida.
De esta manera, aquel maravilloso animal salvaje es reducido a una mascota doméstica; la flor tropical, arrancada de su ambiente y colocada en un vaso con agua en la ventana. Y la pareja que le pidió que se convirtiera en esto porque quería sentirse reafirmado, porque tenía miedo de esta nueva experiencia, termina extrañando lo que previamente había buscado y encontrado.
La persona que está frente a él no es la misma de la que se enamoró, precisamente porque en ésa época ella diferente y totalmente viva. Él le pidió que se modificara a ella misma según sus miedos y ahora él se enfrenta al resultado de esos miedos – su vacío- y ya no la ama.”

_______________________________

Reflexión:

¿Te identificas con este texto? ¿En qué medida?

¿Te ha pasado, que las mismas características que te han atraído a tu pareja son las que te asustan hoy en día?

¿Te ha pasado, que con el paso de los años has renunciado a tu parte viva, espontánea o juguetona hasta el punto que ya no te reconoces?

¿Has encontrado el punto medio entre pedir lo que necesitas dentro de una relación a intentar cambiar de raíz a tu pareja por medio de amenazas sutiles?

¿Cuáles son los aspectos de tu pareja o ex pareja que te intimidaban? ¿Cómo has lidiado con éstas?

Cuando se acaba el amor
¿Te gustó? Comparte el contenido en:Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Un pensamiento en “Cuando se acaba el amor

  • Enero 23, 2020 a las 6:00 am
    Enlace permanente

    Me identifiqué al cien por cierto. Deje de hacer todo por el. Hacer lo que quería. Nos conocimos cuando yo estaba es una relación y nunca en vida me había sucedido, terminé con mi novio con quien llevaba una relación de cinco años. Soy mayor que el por 9 años dijo que no importaba – “me amaba, yo era lo que siempre buscó “ duramos 5 casi 6 meses – enero 6 ultimo día de verlo, dice es el trabajo, nos escribíamos casi después de 2 o 3 hrs duramos así una semana – antes siempre tuvo tiempo para buscarme o llamarme, hasta del baño – le pedí me llamara así lo hizo 1 sola llamada de su parte. Me arme de valor 13 de enero – todo por whats- le dije que sí, estaba ocupado que no lo molestaría – mágicamente cerré que el me buscara o leyera un par de mensajes. Aplique también la ley del hielo y no funcionó, desapareció 4 días obvio, yo hice mi trabajo de alejarlo más, yo si quiero saber que paso. Ahí buscando comportamientos y patrones me encontré contigo. Cambie la estrategia y dijo que quiere platicar conmigo pero no tiene tiempo, y yo no se nada. Supongo que esperaré, ojalá sea este fin de semana. Teníamos planes de vivir juntos así. Sigo en incertidumbre,

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *