Un caso muy parecido a la realidad 

Ana siente que es una persona muy emotiva y que su pareja (Carlos) casi no muestra sus emociones. Estas diferencias entre ambos le hacen sentir que su pareja es fría y en ocasiones falsa, como si no estuviera presente. Muchas veces no tiene la menor idea de lo que Carlos está pensando o sintiendo. Se siente frustrada con esas diferencias. Esto ocasiona también que no se sienta valorada ni querida, puesto que él no suele mostrar mucho afecto o cariño. Piensa todo el tiempo: mi pareja se comporta fría y distante.

Carlos siente que Ana es muy emotiva y que a él le dicen que es “muy frío”. Esta diferencia entre ellos le hace sentir que su pareja es exagerada y que pierde el control en ocasiones, tal vez Ana sea muy sensible. Piensa que ser racional es la mejor forma de manejar las emociones y situaciones difíciles, y que no sirve de nada volverse “emotivo”. Sin embargo Ana le sigue recordando que no la comprende y le dice que se siente emocionalmente desconectada.

De “frialdad” a amenaza de separación 

En muchas ocasiones puedo observar a parejas que tienen este dilema. Alguno de los dos (no importando si es el hombre o la mujer) se siente desconectado emocionalmente del otro y se queja de que sea muy “frío”.

Cuando las quejas se vuelven constantes, los conflictos escalan haciendo que uno de los dos se vaya de la habitación regularmente y no puedan dialogar calmados, o cuando alguno o ambos “tiran la toalla” y deciden simplemente vivir una vida paralela, desconectados, es cuando el problema se vuelve más grave y aparece la amenaza de la separación.

Normalmente deben pasar varios años antes de que se acumule todo esta frustración y se llegue a este punto sin embargo si puede ser muy peligroso el no tratar este problema desde antes.

¿Por qué a una persona le puede costar tanto expresar sus emociones?

Voy a responder esta pregunta en varios incisos: A, B y C.

A. Debido a su historia familiar.

 Cada familia tiene su propia cultura y “filosofía emocional”. Lastimosamente, muchos somos educados bajo una filosofía emocional que no nos ayuda a expresarnos y a lidiar con nuestras emociones. (y claro, nuestros padres vivieron su propia filosofía emocional de sus padres, es una cadena que debe de ser consciente para romperse o continuarse)

Según John Gottman existen 4 tipos de filosofía emocional, es decir, formas en las que lidiamos con las emociones.  Estas son:

  1. Los que ignoran o descartan las emociones: este tipo de familias tiende a esconder las emociones, especialmente las negativas y como no las reconocen, los miembros no pueden ofrecer una guía en cuanto a cómo lidiar con ellas. No es que no sientan, simplemente no se animan a ser expresivos. Desde lejos pueden parecer indiferentes o calmados.  En este tipo de ambiente,  las lágrimas pasan de largo, las quejas se ignoran y los miedos se minimizan o se tratan como burla. Las personas pueden adoptar esta postura por muchas razones.

Por ejemplo:

1 Miedo a que las emociones se salgan de control: esto tiene que ver con el miedo de que si se enfocan en las emociones, éstas los podrán dominar. Se preocupan que el enojo, el miedo o la tristeza los puedan abrumar y pierdan el control, llevándolos a resultados catastróficos.  El enojo puede resultar en agresión y alguien puede terminar herido. La tristeza puede llegar a ser tan profunda e implacable que nunca se encuentre la salida y se convierta en depresión. El miedo puede convertirse en terror y no habría escape. Por estos temores, cuando un familiar se acerca a otro mostrando aunque sea un poco de cualquiera de estas emociones, los demás miembros se alejen.

2 Presión por resolver los problemas: Otras personas se alejan de las emociones negativas porque se sienten totalmente responsables de resolver todos los problemas que estén causando estas emociones. Cuando siente que no pueden resolver el problema, prefiere ignorar la emoción del otro  para evitar sentirse culpable o frustrado.

3 Creer que las emociones significan peligro: Otras personas ignoran las emociones porque creen que son peligrosas y que mientras más las sentimos, peor estaremos. Su estrategia es tratar de convertir las emociones negativas en positivas lo mas rápido posible, sin embargo esta táctica tiene grandes desventajas. Cuando un miembro de la familia minimiza constantemente las emociones negativas de la otra persona, eventualmente ésta deja de acudir a estos familiares para sentir apoyo emocional. De esta manera se pierden momentos de conexión e intimidad. Estas personas dan el mensaje de “no estoy disponible” cuando los demás los necesitan.

4 Los que reprueban las emociones: estos familiares son parecidos a los que ignoran ya que mantienen las emociones escondidas pero van mas allá,  son agresivos y críticos hacia aquellos que expresan emociones  negativas. Se sienten hostiles ante aquellos que muestran enojo, tristeza y miedo.

Por ejemplo:

  • Familiar Expresando emociones:”Estoy agobiado, no sé que hacer, ya no aguanto”
  • Familiar Reprobando emociones: “No voy dirigirte la palabra hasta que dejes de hablar así”.        
  • Familiar Expresando emociones: (Llorando) “es que ya no puedo mas…”
  • Familiar Reprobando emociones: “Si no haces las cosas a tu manera, lo único que puedes hacer es llorar. ¿Así es como vas a resolver las cosas?” (Piensa que el otro le está tratando de manipular, o está haciendo un berrinche para salirse con la suya)
  • Familiar Expresando emociones: “Es que me siento tan triste…”
  • Familiar Reprobando emociones: “Bueno, ya estuviste triste todo un día. No puedes seguir así. Levántate del sillón y pon una buena cara. Debes seguir con tu vida” (Piensa que las emociones deben tener una fecha límite)

Las personas que reprueban emociones no reflexionan en el hecho que pueden aceptar las emociones del otro y entenderlas sin tener que estar de acuerdo.

Simplemente desaprueban las emociones negativas piensan que éstas son tóxicas, incontrolables y abrumadoras. Estas familias se privan de la oportunidad de aprender a lidiar con las emociones y a conectarse emocionalmente con el otro.

5 Entrenadores de emociones (Coaching): este tipo de familias aceptan la expresión de todas emociones incluyendo el enojo, la tristeza y el miedo. En estos momentos emocionales, las familias se ayudan los unos a los a otros a resolver problemas y lidiar con emociones difíciles. También ponen límites si la expresión de la emoción sobrepasa las reglas permitidas, sin embargo siempre consideran que la expresión de emociones puede ser un momento de aprendizaje y conexión.

6 “Laisser faire” o “Dejar-hacer”: esta categoría es similar a la del “coaching” en el sentido que la expresión de emociones es permitida y animada, sin embargo los miembros de ésta no se guían unos a otros para lidiar con las emociones, en vez de eso, solo esperan que las emociones pasen. Les hace falta incorporar pasos para entrenarse unos a otros en calmarse o resolver los problemas. No aprenden a regular las emociones. Cuando están tristes pueden llegar a estar deprimidos o cuando están enojados pueden llegar a la agresión.

Tres monos sabios

B. Debido a la cultura

Además de experimentar cada uno la filosofía emocional del hogar, ambos sexos tienen limitaciones culturales y de la  sociedad para evitar mostrar algunas emociones.

Para los hombres: éstos tienen una inmensa prohibición de la sociedad de mostrar un gran rango de sentimientos para no verse débiles o “femeninos”. Frases cómo “Los niños no lloran” o “Estás temblando como una niña”, “Sé un hombre”, “Sé macho y enfréntate”.

Para las mujeres: éstas tienen “permiso” de mostrar muchas más emociones que los hombres, a excepción de una: el enojo (o agresividad). Se piensa que no es propio de una mujer el mostrar agresividad, mientras que en el hombre se percibe como natural.

C. Debido a su historia personal u otros. 

Vergüenza: A veces evitan mostrar las emociones porque se sienten avergonzados de lo que sienten y por ello no quieren compartir su experiencia con otros.

Evitar cargas: No desean cargar a otros con sus “problemas emocionales”, pueden pensar que sus emociones no importan, que los demás no querrán oírlas o que no merecen ese tipo de atención.

Falta de vocabulario: después de toda una vida sin hablar sobre las emociones, a algunas personas les falta en realidad palabras para describir lo que sienten.

Privacidad: por personalidad y/o experiencias negativas anteriores, algunas personas suelen ser extremadamente privadas y tienden a lidiar con las emociones solos.

Después de estas tres explicaciones creo que tienes una idea más clara de por qué a una persona le puede costar mostrar sus emociones.

Piensa en tu pareja.

-¿Sabes qué tipo de “filosofía emocional” vivió en su hogar?

-¿Se vió influido/a claramente por la prohibición de la sociedad?

-¿Puede tener alguna otra razón de las enumeradas bajo “historia personal u otros”?

 La primera clave para lidiar con una pareja que no muestra emociones, es conocer su historia y entender de dónde viene su inclinación a limitar su expresión. 

Si entiendes esto, puedes ser más abierto/a y empático. También te ayudará a no tomarte personal su forma de ser.

Por otro lado, es importante reconocer que la expresión de emociones es beneficiosa y que éstas existen por una buena razón.

¿Por qué son valiosas las emociones “negativas”?

Enojo: es una fuerza creadora y que motiva. También ayuda a poner límites.

Tristeza: es una señal que una persona necesita hacer algunos cambios positivos en su vida. Ayuda a reflexionar.

Miedo: ayuda a protegerse y a tomar decisiones.

Ninguna emoción es “mala”

Siempre es importante recordar que nada de lo que podamos sentir está “mal” o “incorrecto”.

Ahora, si tenemos emociones abrumadores como tristeza o enojo constantes, sí necesitamos regularlas, sin embargo eso no quiere decir nada malo de nosotros. Usemos las emociones como una guía en vez de ir en contra de ellas.

Lo único que se puede considerar correcto o incorrecto es la forma en cómo las expresamos.

Todas las emociones tienen una razon

¿Por qué hay gente que le cuesta expresar emociones positivas y cariño?

A algunas personas también les cuesta expresar las emociones que llamamos “positivas”.

El amor, el cariño,  la ternura, la esperanza, son emociones o sentimientos que también pueden quedarse en el baúl.

Por la misma sociedad, a algunos hombres les puede costar mostrar ternura o cariño, por temor a ser percibidos como demasiado “femeninos”, en especial frente a otros compañeros.  Por otro lado, si una persona no ha vivido naturalmente en su familia constantes expresiones de afecto, también puede que necesite adaptarse a las nuevas expresiones de cariño.

Vale la pena observar diferencias culturales. Hay círculos sociales, países y costumbres en donde las expresiones de afecto son más naturales y en otras donde se valora más la racionalidad y discreción.

En otras ocasiones lo que puede pasar es que se sienta miedo a ser vulnerable, el decir “te amo” o “te quiero” lo hace a uno exponerse a sufrir en el futuro. Especialmente si han habido abandonos  fuertes o separaciones dolorosas,  las defensas son formas en cómo nos amparamos contra las amenazas, en este caso, la amenaza de perder al ser querido.

Existe otra razón por la cuál las personas sean poco expresivas de afecto y cariño, esto es, cuando las relaciones están desgastadas y se encuentran problemas estancados que hacen que se distancien unos de otros.  Heridas pasadas, infidelidades, poca confianza, etc. Sin embargo este tema queda fuera de nuestro objetivo y será material para otro post.

¿Cómo se puede mejorar la diferencia de “filosofía emocional”?

Comprende a tu pareja. Como ya mencioné anteriormente, un paso importantísimo es entender de dónde viene la actitud de tu pareja. Qué creencias tiene acerca de la expresión de emociones. Necesitas adentrarte al mundo interior de tu ser querido. Sólo con entender el punto de vista de cada uno, los roces y los malos entendidos serán menos frecuentes y podrás acercarte realmente.

Por lo tanto puedes pensar de esta manera: “Aún me duele que mi pareja no se pueda abrir,  entiendo por qué le cuesta y eso me reconforta. Sé que no es personal.” 

Exprésate. De la misma manera es esencial que tu pareja entienda lo que a para ti significa la expresión de emociones. Por qué es importante y cómo te sientes acerca de ello. Es necesario que lo comuniques de una forma suave, clara y evitando las críticas o los señalamientos. Hazlo lo antes posible.

Por lo tanto expresarlo de esta manera: “El hablar los sentimientos en el día a día me hace sentirme más cercano/a,  si no tengo ésto, me es dificil conectarme. Me gustaría que pudiéramos hablar más sobre lo que sentimos y que me escuches cuando yo lo hago. No necesitas resolver el problema, no lo hablo para que tú hagas algo específicamente, sólo me ayuda que me escuches y me comprendas. Tampoco necesitas estar de acuerdo con todo lo que siento, yo entiendo que cada uno tienes propias opiniones, sin embargo, el hecho que me escuches y sepas qué me pasa, me hace sentirme más unida y apoyada “. 

Míralo con perspectiva. Es importante tratar la diferencia en filosofía de emociones como un problema perpetuo, es decir un problema que no tiene solución definitiva. Los problemas perpetuos tienen que ver con diferencias de carácter o estilos de vida, entre otros. No los vamos a solucionar pero sí podemos hacer que no afecte significativamente  a la relación. Se tratan con sentido del humor, aceptación, entendimiento del mundo interior del otro y pequeños acuerdos.

Por lo tanto puedes pensar de esta manera: “Mi pareja es distinta a mí, por una razón no le gusta o no se siente cómodo mostrando sus emociones. Esto es algo que no vamos a cambiar al 100%, pero sí podemos entender de corazón por qué estamos cada uno en esta posición y haremos lo posible para acercarnos aún teniendo esta diferencia”. 

Ve paso a paso.  A veces no llegarán a hablar sobre todas las emociones pero por lo menos pueden dialogar sobre lo que cuesta hablar de las emociones, esto ya será gran parte del camino recorrido que los hará unirse.

Por lo tanto, puedes pensar de esta manera: “Al menos si mi pareja me habla sobre lo que le cuesta decirme “te amo”, o “tengo miedo” yo me daré cuenta que sí experimenta las emociones igual que yo, pero por las razones que hemos discutido sobre su infancia, su historia personal, sus creencias, le es muy difícil abrirse”

Sé tú el modelo. Si a ti se te hace fácil hablar sobre tus emociones, sé tú el modelo, habla de ellas de una forma abierta,  de esta manera estarás dando el primer paso, criticar a la otra persona por no mostrar emociones sólo hará que se cierre más.

Por lo tanto, puedes pensar de esta manera: “En vez de alejarme y cerrarme, o criticarle constantemente, seguiré mostrándole cómo sí es posible expresarle mis emociones y al mismo tiempo no ser ahogado en ellas. Las emociones se pueden procesar y sirven para conectarnos.” 

Mantente atento/a ante las necesidades de tu pareja y no dejes de comunicar las tuyas. A algunas personas se les dificulta expresar las necesidades que tienen porque no están en contacto con sus emociones o les cuesta expresarlas. De nuevo, sé tú el modelo o guía. Habla sobre lo que necesitas enfocándote en tus emociones.

Puedes expresarlo de esta manera: “Cuando tú hablas fuerte yo me pongo nerviosa y la verdad me da miedo. Me recuerda a cuando mi papa/mama me gritaba y me molesta. Por favor, te pido que bajes un poco el tono de tu voz.” o “Desde hace tiempo no hemos salido solos, nos hemos enfocado en los hijos, sin embargo cuando llevamos un rato sin salir me siento de bajón y me da miedo que nos desconectemos, por eso me gustaría que pudiéramos organizar algo al menos cada quince días”. 

Desarrolla un ritual con tu pareja. Los rituales son diferentes a los hábitos. Por ejemplo, cepillarte los dientes es un hábito ya que no significa nada en sí mismo. Los rituales son actos repetitivos que tienen un significado detrás. Dar un beso o un abrazo por la mañana, preparar el desayuno juntos, salir una vez por semana. Todos estos son rituales que pueden significar el amor que ambos se tienen. Desarrollen activamente un ritual, para llenar esa “cuenta bancaria emocional”.

Por lo tanto puedes pensar de esta manera: “Cada mañana que preparamos el desayuno juntos o esos quince minutos que nos quedamos por la noche charlando en la cama antes de dormir, son parte de nuestra tradición, de cómo nos expresamos lo que sentimos el uno por el otro”. 

Es importante que trabajen ambos activamente en no desconectarse emocionalmente, ya que al no sentirse unidos las peleas se estancan y la confianza mutua o compromiso bajan.

En resumen, si estás sufriendo porque tu pareja es fría o distante, acércate a ella, indaga de forma suave de donde viene su comportamiento y cuál es la filosofía emocional con la que creció. Aprende sobre otras razones por las que se le puede hacer difícil la expresión de sus vivencias. Utiliza el humor, la aceptación y los pequeños acuerdos para lidiar con esta diferencia de personalidad. Asegúrate que tu pareja entienda cuán importante es sentirte escuchado/a, querido/a  y conectado. Evita las críticas y los señalamientos y modela cómo es expresar las emociones sin ahogarse ni perder el control. Es muy probable que siguiendo estos pasos ambos puedan sentirse más conectados, cercanos y encuentren rituales diarios o periódicos que los hagan sentirse unidos.

Si te gustó este post, es posible que también te interese:

¿Cómo saber si mi pareja me ama?

¿Por qué no puedo dialogar con mi pareja? 

¿El apego es bueno o es malo?

¿Quieres obtener mi apoyo personalizado? Ingresa a esta página para obtener acceso a mi agenda y PROGRAMA tu cita online.  Trabajo con personas de todo el mundo vía Skype y con individuos y parejas de forma presencial en Guatemala.
¡Mi pareja es muy fría y distante!
¿Te gustó? Comparte el contenido en:Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

18 pensamientos en “¡Mi pareja es muy fría y distante!

  • Julio 20, 2016 a las 5:36 pm
    Enlace permanente

    Buenas tardes. Asi es, lamentable mi pareja y yo vivimos con diferentes ejemplos… Mucho daño emocional de su parte.. Muy machista, ahora estoy en proceso de divorcio..

    Responder
    • Julio 21, 2016 a las 7:57 am
      Enlace permanente

      Hola Janet! Siento que estés en un proceso de divorcio, a veces es el mejor camino que puedes tomar es decidir cortar con la relación para recuperar tu paz y crecer interiormente. Y si, creo que es muy importante sanar heridas y trabajar el daño emocional lo antes posible para que no afecte las relaciones de adulto. Saludos!

      Responder
    • Febrero 14, 2018 a las 8:23 am
      Enlace permanente

      Hola Janet yo estoy igual y siento mucho dolor. hoy en el dia de los enamorados le mande un mensaje y me contesto tan friamente que me dan ganas de mandar todo a la lona. Lo sigo viendo, lo amo!!!

      Responder
  • Septiembre 7, 2016 a las 3:37 pm
    Enlace permanente

    Esta historia le pasa a una amiga.
    Ella mantiene una relacion de casi 5 años ella es un poco dominante, poco afectuosa, es quien.siempre propone los planes de fin.de semana, siempre toma.iniciativas y ahora esta histerica porque siente que es ella la que esta proponiendo todo, el es un muchacho callado, reservado, siempre dice si a todo lo que mi amiga le dice, al parecer ella es muy activa, el pasivo, siempre complaciendola a ella, hace mes y medio, tuvieron una discusion y el exploto, pelearon y ahora el ha tomado una actitud fria, distante, rabioso, dice que ella lo trataba muy feo, ofensiva, maira lo acepta dice que si fue dura con el, y quiere cambiar quere aer mas afectuosa, cada vez que se ven discuten de lo mismo el dice que le cuesta cambiar y ser el mismo de antes, cariñoso amoroso, que necesita tirmpo para volver a ser el mismo, que la ama, pero casi no hablan y si se encuentran es muy frio, y distante, ella se volvio amorosa atenta , y esta sufriendo porque dice que que ya no es lo.mismo, lo siente alejado, y fresco con la desconeccion que hay. Que sugieres Natalia , sera sano continuar y esperar o terminar definitivamente , el no quiere resibir terapias de pareja, y tampoco se le ve que las ganas de mejorar y estar bien en pareja.

    Responder
  • Septiembre 18, 2016 a las 11:49 am
    Enlace permanente

    Hola Enrrieth
    Wow, lo siento mucho por tu amiga. Esos casos son difíciles, parece que a él le está costando volver a ser vulnerable frente a ella, le cuesta confiar y seguramente será miedo a volver a caer en lo mismo. Entiendo la preocupación de tu amiga. Ella fue dura con él, ahora está tratando de restituirlo pero no encuentra que sus esfuerzos estén teniendo resultado.
    Si él no está dispuesto a asistir a terapia de pareja, y tampoco siente que puede volver a ser vulnerable, es muy probable que la relación no funcione. Tal vez ayude una separación durante un tiempo, para que ambos puedan reflexionar y mas que todo para que él se de cuenta si quisiera y si está dispuesto a trabajar por la relación. El perdón en una relación es opcional, pero para que la pareja pueda tener una relación sana, el perdón si es necesario.
    Espero haberles ayudado,
    Natalia

    Responder
  • Noviembre 14, 2016 a las 5:37 pm
    Enlace permanente

    Buenas noches, no se si este sea ni caso..pues tengo 40 años y la persona que quiero la misma edad..el fue mi primer novio en la adolescencia nos perdimos durante años y hace 6 años nos volvimos a ver ya adultos..el se había casado tuvo hijo que hoy tiene 11 años y cuando nos encontramos llevaba como un año de separado (duro 5 años) y yo había tenido una convivencia por 10 años con el papa de mi hija, la cual hoy tiene 16 años…desde que nos volvimos a ver hemos tenido como cinco temporadas donde nos vemos con frecuencia y luego nos distanciamos..En esos lapsos yo he tenido otras parejas a tal punto que me case dure un año y me separe (el lo supo), volvimos a vernos y siempre ha sido la misma historia ..yo voy a su apto , tenemos intimidad , dormimos juntos y al otro día como si nada..solo nos comunicamos por whatsapp por lo general cuando nos vamos a ver y no mas..yo he optado por hacer lo mismo si el no me escribe yo tampoco..el es muy frío en sus conversaciones ..rara vez le sale un hermosa.. La cuestión es que yo quiero q el sea mas especial conmigo. Pero creo q con mi historial no debe pensar en algo serio, aun cuando me ha dicho en ocasiones que soy una buena mujer, que soy pilosa, inteligente..pero de ahí no pasa..a caso sera una relación netamente sexual y esa historia entre los dos no la podre cambia..agradezco de antemano su consejo..no se si deba cambiar todo ser mas dulce y perseverante con el tema..hablar con el no soy capaz (en ocasiones le he dicho que lo quiero y que es importante para mi y se lo demuestro cuando estamos juntos me entrego a el y lo consiento mucho)..pero decirle q anhelo algo mas serio no o.pq creo q lo espantaria si yo muchas veces no he sido seria con el..pues lo he dejado para estar con otro y vuelvo a el.. No es de esos hombres mujeriegos y su forma de ser creo es pq no le fue muy bien en su matrimonio y decidió morir al amor para no sufrir .

    Responder
    • Noviembre 14, 2016 a las 7:29 pm
      Enlace permanente

      Hola Diana!
      Entiendo que llevas ya bastante tiempo viendo a esta persona, de forma discontinua. Veo que te importa y lo quieres, sin embargo él actúa frío y a ti te gustaría algo más serio.
      Creo que muchas veces no encontramos lo que estamos buscando porque nos da miedo. Si tú le dices que te gustaría algo más y lo “espantas”, te encontrarías con que tal vez él no es la persona indicada para ti, pero eso da miedo…
      La pregunta clave es ¿qué es lo que tú quieres?. Veo que dices “por tu historial” tal vez no debe pensar en algo serio. ¿Qué tiene tu historia diferente a la de él? te mereces totalmente una relación profunda y satisfactoria, tanto como él. Ambos han tenido relaciones otras personas..

      Sí, puede ser que él no quiera nada más formal, tal vez le cuesta hablar de emociones o no se quiera comprometer. Entonces regresamos de nuevo a la pregunta ¿Tú que quieres? si tú estas buscando algo serio y no te gusta que la relación se centre en lo físico, valdría la pena que se lo plantearas, si su respuesta es negativa, tendrás mayor libertad y paz para buscar lo que necesitas.

      Si tú te sientes bien así, y no te importa que la relación sea en esos términos, tendrías que aceptar la forma como él te trata, sin embargo, no parece ser ese el caso…

      Sé que es mucho más fácil decir que hacer, sin embargo a veces necesitamos quemar puentes, mudar actitudes, decir adiós para darle la bienvenida a lo nuevo 🙂

      Responder
      • Noviembre 18, 2016 a las 8:41 am
        Enlace permanente

        Dra…muchas gracias por su respuesta ha sido muy gentil de su parte. Y lo que quiero es tener una relación mas formal con el …que sea mas constante y dedicado conmigo …

        Responder
        • Noviembre 18, 2016 a las 2:16 pm
          Enlace permanente

          Hola Diana! si.. le entiendo. Entonces ya teniendo claro que es lo que ud quiere, puede hablarlo con él y tomar decisiones más claras. Un abrazo!

          Responder
          • Noviembre 18, 2016 a las 7:06 pm
            Enlace permanente

            Dios la bendiga por tomarse el tiempo de contestar ..le agradezco mucho..

          • Noviembre 18, 2016 a las 7:43 pm
            Enlace permanente

            ¡Gracias por compartir conmigo y los demás! ¡Un abrazo!

  • Abril 10, 2018 a las 8:50 pm
    Enlace permanente

    Buenas noches Dra. Llegue a esta pagina y me ha parecido grandioso lo de la comunicion afectiva. Yo quiero pedirle su opinion con respecto a una decision que tome. Sali con un chico casi 3 meses(el de 35 años y vivio con una señora 2 años) (y yo de 33 que nunca me he casado), no formalizamos el noviazgo pero actuabamos como si lo fueramos. Desde el inicio yo empece todo y di los pasos de conquista (me culpo por ello) y lo hice porque me dijeron que el era un chico muy timido. Con el paso de los dias lo comprobe. El era muy frio, no hablabla, no opinaba, los besos los cortaba y no era para planear salir conmigo los fines de semana (solo vernos diario a la hora de la comida en el trabajo) y dos viernes x mes, aunado a que rara vez le nacian esos momentos de arrebatamiento pasional que eran los que me daban esperanza de que algun dia tendria mas de esos especiales momentos. Toda esa frialdad peso mas que los bellos momentos que me hacia pasar, por ello tome la decision de terminar la relacion argumentando que yo no era para el ni el para mi. Que puse todo de mi parte para que funcionaramos, pero que no le agarraba la onda a su forma de ser. Que yo estaba dando todo mi corazon, que hice mucho de mi parte para tratar de entenderlo y bajar mi nivel de sentimentalismo, detalles, romanticismo, pasion, para que yo no estuviera en el exceso y el pudiera poner de su parte tmb, pero no veia que el quisiera, cuando le pregunte que que pensaba de esa charla y mi seriedad…. el no me dijo mas que un “yo no se conquitar a una chica, llevo mucho tiempo sin hacerlo”, se puso a llorar, recordo las 3 salidas que hemos tenido y al final me dijo “te quiero” (lo cual nunca me lo habia dicho). Es decir, cuando me vio seria y firme fue cuando solto todos sus sentimientos. Yo no se si fue demasiado pronto haber tomado esa decision de dejarlo y no darle la oportunidad de que me mostrara mas de el o tambien creo que lo hice para poner a prueba si estabamos en el mismo canal de que tmb me quiere pero a su manera. Al final de esa charla comprobe que si, pero el detalle viene cuando luego de eso me ha mandado 4 mensajes solo en fines de semana diciendome “te extraño”… asi sin mas… sin preguntas hacia mi persona o un cuando nos vemos? O me va a buscar para que platiquemos, para que me diga que piensa, que reflexiono… o algo…. Dra. Lo quiero, pero yo no he contestado sus mensajes porque debo ser firme con mi decision de darme mi lugar y que el reflexione, me conquiste y de mas a la relacion… O que tengo que ceder a su comunicacion digital?

    Responder
    • Abril 11, 2018 a las 2:38 pm
      Enlace permanente

      Hola Patricia! ¿como estas? bueno mira creo que tomaste una buena decisión al distanciarte de él, ya que la relación no estaba siendo lo que tu necesitabas. No sabemos qué es lo que pasa en su caso, si es que no estaba buscando tanto compromiso, si es que realmente es muy poco afectivo, el punto es que no llenaba tus necesidades y te felicito por tomar ese paso.
      Ahora que el te escribe, “te extraño” está realmente expresando mas emociones que nunca pero parece que no sabe qué mas hacer.
      Puedes simplemente seguir tu camino y no responderle debido a que ya tomaste esa decisión y él no está tomando los pasos necesarios para acercarse.
      Otra opción es escribirle y decirle que tu también lo extrañas por ejemplo, sin embargo tú estas buscando en el futuro una relación comprometida, en donde haya afecto, frecuencia al verse, etc y que no estas dispuesta a salir indefinidamente con él sin que hayan estos elementos, (por supuesto tú lo puedes comunicar como te sea más fácil) y ver que responde. Tal vez hace un esfuerzo, se compromete o incluso trabaja en él mismo para poder mostrar mas compromiso y cariño o tal vez definitivamente no es algo que puede ofrecer. Eso se tendrá que explorar, si tu estas dispuesta a arriesgarte de nuevo…

      Responder
  • Abril 25, 2018 a las 6:22 pm
    Enlace permanente

    Buenas tardes Dra! Encontré esta información buscando respuestas, tratando de entender de la mejor forma lo que hoy ocurre en mi vida. Estoy iniciando un proceso de divorcio y digo iniciando porque soy yo quien lo ha solicitado después de casi diez años de matrimonio. La relación con mi pareja ha sido ha sido desde sus más tiernos un inicios, mucha distancia emocional por parte de el. Es decir jamás supe yo lo que es la miel sobre hojuelas del inicio No se que es eso!! Yo soy muy afectiva, muy de tocar, de acariciar, de expresar, de besar. Bueno los problemas comenzaron, el le daba lo mismo se me besaba o no antes de irse, si yo le decía te amo solo me decía holaaa! Si lo besaba se limpiaba diciendo que lo llenaba de saliba, le daba igual si pasaban dos semanas o mas sin intimidad, y si la habia era porque yo estaba tras el, además de su trato áspero, hostil y muy sarcástico, si me llevaba a algún sitio además de decirme que si carro no era taxi, ponía mala cara, parecía estar de mal humor, su lenguaje corporal era de molestia, mientras el decía no tener nada, su actitud decía otra cosa. Esas situaciones me causaban mucho sufrimiento, no lograba entender el motivo, se lo dije mucha veces, se lo pregunte. Le dije muchas veces que algo en nosotros no estaba marchando bien, que teníamos que hacer algo, que nos hacía falta fortalecer nuestra relación, su respuesta era: yo estoy muy bien, a mi no me hace falta nada, si tú quieres momentos especiales conmigo propicialos, además por que tengo que estar encima de ti empagandote como si fuera un compromiso. No puedo contar las veces que se lo exprese, llegue al hastío, al cansancio, al tedio de habar sobre eso. Hasta que un día deje de hacerlo. Algo en mi se había muerto!! Desde el inicio era esa actitud la que me hacía sentir desconectada de el, no me sentía con la confianza y eso especial que dicen se siente con una pareja. Hoy después de diez años estamos en proceso de divorcio. Ahora si quiere darlo todo, ahora sí está detrás de mí, ahora sí está dispuesto a cambiar, ahora sí me dice que me ama. Ahora sí está dispuesto a todo porque según el tenemos un matrimonio. Yo le he dicho que lo único que nos une es un hijo. Ahora yo no quiero seguir con el, ya no tengo ganas ni fuerzas, estoy muy cansada, ya no lo amo. Pero no lo acepta y eso es aún más desgastante.

    Responder
  • Mayo 1, 2018 a las 4:35 pm
    Enlace permanente

    Buenas tardes doctora siempre tuve una relación de pareja del mismo sexo con un hombre tolere su distancia durante un año por el amor que le tenia y Le sigo teniendo volvió otra vez al país pero esa distancia como ahora me afecto mucho emocionalmente trate de sobrellevarla u no pensar en el dolor que me producía no tenerlo cerca y vivir mi vida con intensidad u no pensar que no estaba en que estaba haciendo que solo era por cuestiones de trabajo que estaba lejos bueno cuando regreso fue todo muy hermoso hasta cuando empezamos a vivir juntos siempre fue muy frío muy distante muy seco no sabia si de verdad me amaba nada de mi Le agrada todo de mi lo criticaba siempre luche contra mi mismo por ser distinto diferente para agradarlo y que todo estuviera bien las cosas nunca cambiaron terminabamos volvíamos terminabamos volvíamos así siempre me hacía entrar en una enorme tristeza y depresión muy fuerte siempre me hizo y me ha echo sentir que soy yo que es mi forma de ser de actuar quien esta mal aunque yo no lo creo así tuvo una finca la vendió en cambio de esta Le dieron un dinero y otra finca nueva el me había prometido antes de habernos separado una vez más y que si hubiera ido a vivir con otras personas y yo me hubiera quedado con una nevera y una lavadora cosa que después de un tiempo uno de los artículos quedo de nuevo en manos de su familia y me prometío porque siempre me decía que nunca tenía dinero ni nada que brindarme yo a pesar del amor que le tenia no Le di importancia a esto porque pensé que el algún día cuando tuviera de verdad dinero me daría sucedió que hizo la venta del inmueble y jamás cumplió con lo prometido con darme algo de la venta yo quede muy dolido y me separe un año de el volvimos nuevamente y todo mundo como siempre me decía que yo estaba perdiendo el tiempo con el que el no quería a nadie que yo hacia ahí bueno no preste atención y después de unos días me demostró que seguía siendo el mismo o peor que no había cambiado nunca sentía que solo me llamaba cuando se Le antojaba para tener sexo y ya después de dos o tres días con el ya Le estorbaba me hablada de manera muy golpeada muy cortante y muy desafiante grosera y cuando yo relacionaba ante su forma de ser ya yo era el malo del paseo se perdia cada quince días un mes si no es más llamaba hablamos siempre desde este entonces solo por wasaht y de un momento a otra se olvidaba de que yo existía que yo no era quien para decirle que debía y podía hacer con su vida que el nadie lo mandaba me restregaba en la cara que yo no era el único que yo solo era un amigo con derecho y ya y tuvimos ultimamente una discusión muy fuerte en la que me hablo muy feo a mi me dolió y no aguante y Le dije también de todo y desde hace unos días ya nos hablamos no se si darme al dolor y resignarme de que no era la persona indicada para mi y ya no lo podía dejar ni resistir estar lejos de él porque ya se tía que me podía más mis deseos de estar con él y de vengar me y de que no podría ser que el que me hacía sentir a mi que no tenía cavida en su vida y en su mundo por así decirlo insignificante como una cucaracha vacio seco muerto en vida y el miedo y el echo de que el fuera más facil feliz y encontrará el amor que yo que todo lo di por estar bien con el me daba pánico terror y por eso dependía mi apego no podria creer que como es de injusta está vida este miserable infeliz encontrara más fácil la felicidad y pudiera encontrar el amor que nunca me dio en vez de ser yo quien por lógica y por justicia divina y de la vida sea yo quien lo logre y el pague una tras otra todo el daño que me hizo por eso mi lucha inútil por estar ahí de insistir en algo que yo se que esta más que muerto por miedo a que pase lo que esta pasando que estamos separados y el sea feliz y encuentre el amor que nunca me dio en vez de ser yo quien lo consiga y sea el quien pague todo lo que me hizo

    Responder
  • Mayo 17, 2018 a las 1:48 pm
    Enlace permanente

    Hola Dra., soy divorciada desde hace 2 años y medio, tengo una hija de 13 años de esa relación (esta duró 13 años) el próximo mes voy para 1 año de novios con un señor de 58 años, también divorciado desde hace más de 15 años, sus hijos son grandes de 19 y 25 años quienes desde el divorcio han vivido con él. Su ex-esposa le fue infiel en dos ocasiones, la primera la perdonó, ya para la segunda infidelidad la dejó. El es una persona muy activa, sonriente, con mucha energía, muy trabajador (ha logrado que su dinero trabaje por él, por lo que no tiene horarios ni muchas presiones) y es un tremendo padre. Desde su divorcio soy la primera novia que le presenta a su familia y amigos (me llevo de maravilla con sus hermanos, sobrinos e hijos). Todo muy lindo, sin embargo el no es expresivo, para nada…es con cucharita que se le sacan las palabras, no anda abrazando, ni tomando la mano; su familia lo conoce así desde siempre, como la persona menos expresiva del planeta. No obstante, ha habido un cambio, en un principio muchos mensajes, enviaba besos , etc…, una única vez me dijo: “mi amor” y hasta me dijo, escuchaste cómo te dije?. De esto hace como 5 meses. Con el tiempo he caido en cuenta que quien llama o escribe primero siempre soy yo, quien planifica alguna actividad también. He dejado de escribirle o llamarle hasta por 4 días, esperando a ver qué hace, por lo regular: nada. Cuando lo llamo le brota la alegría, me pregunta por todo lo que ha pasado en estos días, emite opinión, hace planes a fututo tomandome en cuenta, etc… le he dicho que necesito llamadas, atenciones y su presencia (cada uno de nosotros vive en su casa propia, cada quien tiene facilidad económica o sea, no hay una necesidad material uno del otro), aunque sé está su personalidad y entiendo no les debe ser fácil entregarse 100% emocionalmente a una relación por lo de su ex-esposa; yo no se si debo asumir que debo ser yo quien inicie conversación o búqueda, o alejarme…. En uno de los distanciamientos le dije que si quería dejar esto que me lo dijera, que no iba a haber drama y me dijo que por qué decía eso? que estábamos bien. Qué hago? igual lo llamo aunque no inicie la comunicación o me alejo? Agradezco sus comentarios.

    Responder
  • Septiembre 13, 2018 a las 7:59 am
    Enlace permanente

    Buenos días Dra, mi situación es la siguiente, llevo 17 años de relación… nunca he utilizado términos afectivos para dirigirme a mi esposo… nunca habia sido un problema, pero yo quisiera poder decirle algún apodo tierno que nos haga reforzar un poco el amor que aun existe después de tantos años. Me cuesta mucho decirle “mi amor” “mi cielo” “papi” o cualquier frase parecida… nunca lo he hecho! incluso mis hijos me preguntan que como le digo a su papá y yo no se ni que responder… y de verdad es algo q quisiera cambiar pero me cuesta demasiado, él cree que no se merece q lo trate así, o que con otras personas si lo hago y con él no!… no entiende que el problema está en mí porq crecí en una familia donde el afecto no se demostraba verbalmente incluso no escuché nunca ninguna de esas frases en mi núcleo familiar. Me gustaría que me ayudara a buscar una estrategia para poder solucionar este pequeño problemita… que hoy siento que es algo que hace falta en la relación.

    Responder
  • Octubre 2, 2018 a las 7:52 pm
    Enlace permanente

    Mi novio con el que tengo 7 años de relación es frio y distante conmigo, no tememos sexo a menos q yo ya molesta se lo exija y obcvamente menos lo hace, yo estoy enferma cronica grave y lo quiero terminar pero no puedo por que me quedaria sola y moriria sola.
    Ni siquiera me da un beso con deseo, solo me toma de la mano para pasar un obstaculo, de lo contrario parevcemos y somos los mejores amigos pero no pareja. Que hago?

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *