La semana pasada hice esta encuesta en mi página de Facebook:

¡Gracias a todos los que participaron! 😀 debido a esto puedo escribir esta reflexión. 

El resultado de la respuesta fue casi mitad y mitad.

¿Te lo esperabas?

Tal vez si eres de las personas que les gusta hablar por teléfono más seguido, hubieras adivinado que la mayoría desearía el mismo nivel de contacto.

O quizás si eres de las personas que prefiere una frecuencia de comunicación menor, te sorprenda que hayan personas que realmente deseen hablar tan seguido.

Pude haber usado mensajes de texto, salidas o  charlas profundas en vez de llamadas.  Todos estos elementos tienen que ver con el tiempo compartido en pareja y le nivel de cercanía. Que a su vez se traduce en un deseo de proximidad e intimidad en la relación.

El punto que quería demostrar en esta encuesta es que todos necesitamos un nivel distinto de cercanía en nuestra relación y esto no es ni malo ni bueno.

El querer hablar dos o tres veces al día no equivale a dependencia emocional o control.

El querer hablar sólo una vez o ninguna incluso, no equivale a frialdad o indiferencia.

Son necesidades distintas y muchas veces tiene que ver con la forma de amar o estilo de apego.

Sin embargo, si estamos en una relación en donde una persona espero hablar de dos a tres veces al día y la pareja ninguna tal vez una, entraremos en conflicto a menos que sepamos cómo manejarlo.

¿Qué hacer para no entrar en conflicto?

Al final lo importante no es el contenido (llamadas, mensajes, visitas, salidas) si no el fondo (el nivel de cercanía e intimidad).

Si existe un suficiente interés y un entendimiento de este principio, cada persona puede acercarse un poco más a lo que el otro necesita.

La persona que desea más cercanía e intimidad pero no la obtiene lo suficiente en su relación,  puede recordarse que su pareja tal vez sea de los que precisen más espacio e independencia, tomárselo menos personal y saber cómo pedir mayor conexión,  evitando utilizar reclamos fuertes o críticas que sólo alejarán mas al otro.

La persona que desea sentirse autónomo y tener su espacio pero se encuentra con que su pareja desea más tiempo,  cariño o atención del que normalmente da, puede recordarse que no es porque sea “dependiente” si no que simplemente necesita mayor conexión. Desde esa postura, pueden acercarse un poco más y recordarle de la mejor forma posible que es apreciado/a, amado/a, escuchado/a. Ya sea con pequeños gestos, mensajes o acercamientos.

Espero que este post te haya sido de utilidad, 🙂  ¡Compártelo si crees que puede beneficiar a alguien!

Recursos gratuitos para ser mas seguro en el amor

Baja la GUIA GRATUITA PDF de  Seguro en el Amor haciendo clic aquí. Especialmente para aquellas personas que se sienten inseguras, ansiosas, celosas, preocupadas en sus relaciones y no saben qué hacer para encontrar la seguridad y la paz desde adentro hacia afuera.

Reflexión sobre la encuesta: ¿idealmente cuantas veces al día desearías hablar por teléfono con tu pareja?
¿Te gustó? Comparte el contenido en:Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Un pensamiento en “Reflexión sobre la encuesta: ¿idealmente cuantas veces al día desearías hablar por teléfono con tu pareja?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *