A través de todo el blog podrás encontrar que divido los temas en: relación contigo mismo y los demás.

Creo que es importante entender que no sólo nos relacionamos con otras personas sino también con nosotros mismos a través de:

  • La formación de una idea repetitiva acerca de cómo somos (la cual suele tener fallas): Nos identificamos con lo que otros nos han dicho que somos (bueno o malo) o nos rebelamos en reacción a actitudes que nos han dañado. Nuestra identidad también sufre cambios a medida que experimentamos eventos importantes ya sea negativos o positivos.
    • Algunas preguntas a las que respondería son: ¿Quien soy? ¿Cómo soy? ¿Soy amado? ¿Soy útil? ¿Soy capaz? Todos tenemos una respuesta a estas preguntas, ya sea consciente o inconsciente y nos sirven como un guión invisible a lo largo de nuestra vida.
  • La creación de patrones de conducta muchas veces inconscientes para adaptarnos al miedo,  sufrimiento, ansiedad y las enfrentamientos que la misma existencia nos plantea (la libertad, la muerte, la soledad, el significado de la vida). Nos adaptamos y procuramos satisfacer nuestras necesidades a través de estos patrones.
    • Algunas  preguntas a las que respondería son: ¿Qué necesito hacer para no sufrir? ¿Cuáles son las defensas que me he creado contra el sufrimiento? ¿Cuáles son los comportamientos que actualmente mantengo para librarme de la ansiedad? ¿Cómo debo de actuar según mi sentido de vida?
  • La convivencia con un diálogo interior constante que puede ser a veces crítico y destructivo o compasivo y adaptado a la realidad.

Uno de los objetivos más importantes en mi opinión es poder crearnos una idea sana y realista acerca de quienes somos en relación con nosotros mismos y los demás, disolviendo patrones de conducta que no nos sirven o destruyen, encontrando nuevas formas para satisfacer nuestras necesidades y suavizando a la voz crítica interior, haciéndola más compasiva hacia nosotros mismos y los demás.